Qué puede hacer después de obtener un certificado digital

Un certificado digital es un documento electrónico que confirma tu identidad. Si quieres obtener un certificado digital para tu empresa, en este artículo te explicamos los diferentes trámites que puedes realizar una vez lo hayas obtenido. Puedes encontrar información sobre qué tipo de certificados digitales existen y cómo funcionan en este post. También hablamos de las implicaciones legales de utilizar un certificado digital falso o robado y cómo afecta a tu empresa.

Qué trámites puedo hacer con mi certificado digital?

Una vez que tenga su certificado digital, hay muchas opciones para realizar diferentes trámites. Por ejemplo

  • Puedes utilizarlo para firmar documentos y archivos para que puedan ser tramitados por la autoridad correspondiente sin problemas ni dudas sobre su origen
  • Si hablamos específicamente de transacciones de comercio electrónico, también puede decidir utilizar una firma digital para aumentar la seguridad al realizar pagos en línea
  • Incluso se puede realizar un proceso de certificación electrónica con este documento, lo que significa que una vez completado el proceso y si se cumplen ciertos requisitos (el más común es haber sido verificado), este documento tendrá validez legal como prueba de la identidad u otros datos contenidos en él.
  • Todas las acciones que realice el titular del certificado deben cumplir con la normativa y las leyes vigentes, por lo que si quiere utilizar su certificado digital lo mejor es no sólo estudiar lo que debe hacer sino también todas las posibles consecuencias antes de actuar. Una acción como aceptar pagos en línea o realizar otras transacciones de comercio electrónico sin obtener el consentimiento de los titulares de las tarjetas podría acarrear responsabilidades civiles a los responsables

¿Qué tipo de certificados digitales existen?

Actualmente existen tres tipos principales

Firmas electrónicas (certificados electrónicos)

El primer tipo del que hablaremos es el que se ha mencionado anteriormente; éste nos permite firmar documentos electrónicamente en lugar de utilizar papel y tinta . Es completamente legal firmar con este certificado digital, pero antes de hacerlo hay que verificar que se es la persona que posee la clave pública correspondiente. Para ello, algunas organizaciones tienen procesos en los que sus empleados pueden verificar cualquier documento firmado por ellos a través de sus claves privadas

Certificados personales (identificación electrónica)

El segundo tipo de certificado electrónico o información personal contiene datos más específicos sobre una persona y tiene un sistema de seguridad avanzado en comparación con los certificados estándar. Su principal caso de uso es para las transacciones de comercio electrónico con el fin de proporcionar garantías adicionales al realizar pagos en línea en sitios web como Amazon o eBay, ya que normalmente ambos vendedores requieren pasos de verificación adicionales que van más allá de los datos de la tarjeta de crédito

Autoridades de certificación (CA)

Por último, existen lo que son las autoridades de certificación (AC) son entidades que emiten certificados digitales, de forma similar a como lo hacen los notarios o los registros civiles con sus homólogos en papel.

¿Qué es un certificado digital falso y cómo puede afectar a mi empresa?

Un punto clave a tener en cuenta antes de decidir si se quiere obtener un documento electrónico propio que certifique la identidad es conocer las acciones que se podrán llevar a cabo posteriormente, así como los posibles riesgos si en algún momento una persona no autorizada accede a estos datos. El uso de documentos falsos tiene consecuencias legales para los responsables

  • Si alguien utiliza un certificado falsificado pero no se da cuenta porque piensa que son reales, sólo habría problemas en el ámbito de su relación con terceros que detectan por otros medios la supuesta falsificación
  • Si alguien utiliza un documento falsificado pero se detecta a tiempo, el problema sería sólo para el tercero que ha sido engañado
  • Sin embargo, si en un momento dado una persona no autorizada accede a estos datos y los utiliza para realizar compras o llevar a cabo otras acciones en nombre de otra empresa (en la mayoría de los casos causando un perjuicio), la responsabilidad legal recaerá no sólo sobre quienes hayan realizado estas operaciones sino también sobre sus gestores. ¿Por qué? Porque aceptar a sabiendas documentos falsificados implica una negligencia en la realización de comprobaciones de diligencia debida antes de realizar los pagos en línea. Esto podría suponer una persecución civil por parte de las personas afectadas por estas operaciones, que puede llevar a penas de prisión .

Si todavía no tienes tu certificado digital en este enlace te explicamos como obtenerlo.

Artículos relacionados